Primer capítulo Worrld after

Worrld after (2do libro de la trilogía Peryn y el fin de los días) primer capítulo de Susan E

mayo 31, 2014


World after
Foro | Sin especificar
Peryn y el fin de los días #2 | Susan Ee
Recomendado | Reseña
Genero: Juvenil
Fecha de subida: 02 de Febrero del 2014
 Llévate el primer libro


Sinopsis del  primer libro:

Han pasado seis semanas desde que los ángeles del apocalipsis descendieron para demoler el mundo moderno. Las pandillas callejeras gobiernan el día mientras que el miedo y la superstición gobiernan la noche. Cuando los ángeles guerreros se llevan a una niña indefensa, su hermana de diecisiete años Penryn, hará cualquier cosa para traerla de vuelta.
Cualquier cosa, incluyendo hacer un trato con un ángel enemigo. Raffe, es un guerrero al que se encuentra herido y sin alas en la calle. Después de eones de luchar sus propias batallas, se encuentra siendo rescatado de una situación desesperada por una adolescente medio muerta de hambre.
Viajando a través de un oscuro y retorcido norte de California, dependen uno del otro para su supervivencia. Juntos viajan hacia la fortaleza de los ángeles, en san Francisco, donde ella lo arriesgará todo para rescatar a su hermana y él se pondrá a sí mismo a merced de sus enemigos más grandes por la oportunidad de estar completo nuevamente.


Primer Capitulo:



Todos piensan que estoy muerta.
Descanso la cabeza en el regazo de mi madre sobre la cama de un gran camión. La luz del amanecer alumbran las líneas de dolor en la cara de mi mamá mientras el estruendo de los motores vibra a través de mi cuerpo. Somos parte de la caravana de la resistencia. Media docena de camiones militares, camionetas y SUVs del ejercito pasa a través de San Francisco. En el horizonte detrás de nosotros, el nido de los Ángeles todavía arde en llamas después de la huelga de la resistencia.
Los periódicos cubren escaparates a lo largo de la carretera, un corredor de recordatorios del gran ataque. No tengo que leer los periódicos para saber lo que dicen. Todo el mundo estaba hablaba de las noticias durante los primeros días, cuando todavía estaban informando los reporteros.
PARÍS EN LLAMAS, NUEVA YORK INUNDADO, MOSCÚ DESTRUIDO


¿QUIÉN LE DISPARÓ A GABRIEL, EL MENSAJERO DE DIOS?


LOS ÁNGELES TAMBIÉN SON ÁGILES PARA LANZAR MISILES


LÍDERES NACIONALES DISPERSOS Y PERDIDOS


EL FINAL DE LOS TIEMPOS
Quien nos dirigen son tres calvos envueltos en sábanas grises. Tienen teñido uno de los cultos Apocalípticos. Entre las bandas callejeras, los cultos y la resistencia, me pregunto cuánto tiempo pasará antes de que todo el mundo sea parte de un grupo u otro. Ni siquiera el fin del mundo puede impedirnos querer pertenecer a algo, supongo.
Los miembros del culto hacen una pausa en la acera para vernos pasar en nuestro camión lleno de gente.
Teniendo en cuenta a familia, debemos lucir pequeñas — sólo una madre asustada, una adolescente con cabello oscura y una niña de siete años sentada en una cama de un camión lleno de hombres armados. En cualquier otro momento, hubiéramos sido ovejas en compañía de los lobos. Pero ahora, tenemos lo qué las personas podrían llamar "presencia".
Algunos de los hombres en nuestra caravana usan camuflaje y sostienen rifles. Algunos hombres todavía dirigen sus ametralladoras hacia el cielo. Algunos son de las calles con tatuajes caseros de pandillas hechos con quemaduras infligidas a sí mismos que marcan a cuantos habían matado.
Aun así estos hombres están bastante lejos de nosotras para mantener una distancia segura.
Mi madre sigue meciéndose hacia delante y atrás como lo hecho la última hora desde que dejamos el nido explotando, cantando en su propia versión en varias lenguas. Su voz se eleva y baja como si estuviera teniendo una fuerte discusión con Dios. O tal vez el diablo.
Una lágrima cae de su barbilla y aterriza en mi frente, y sé que su corazón se esta rompiendo. Rompiendo por mí, su hija de 17 años de edad, cuyo trabajo era cuidar a su familia.
En cuanto le concierne, soy sólo un cuerpo sin vida traído a ella por el diablo. Probablemente nunca será capaz de borrar la imagen de mi yaciendo flácida en brazos de Raffe con sus alas de demonio iluminadas por las llamas.
Me pregunto qué pensaría si alguien le dijera que Raffe era en realidad un ángel a quien han engañado para tener alas de demonio. ¿Sería más extraño que le dijeran que no estoy muerta sino que sólo he sido picada por un monstruo de escorpión-Ángel lo que me llevó a una extraña parálisis? Pensaría que esa persona está tan loca como ella.
Mi hermana pequeña se sienta en mis pies aparentemente congelados. Sus ojos me miran fijamente sin comprender y su espalda está perfectamente recta a pesar del movimiento de la camioneta. Es como si Paige se hubiera apagado.
Los hombres rudos en el camión sigue lanzándole miradas, como niños que espían desde sus mantas. Parece una muñeca magullada y remendada de una pesadilla. Odio pensar sobre lo que podría haberle pasado a para hacerla así. Una parte de mí desea saber más, pero otra parte de mí está contenta de que no lo sepa.
Tomo aire. Voy a tener que levantarme tarde o temprano. No tengo más remedio que enfrentar el mundo. Yo estoy completamente descongelada ahora. Dudo si podría pelear o algo, pero por lo que puedo decir, que debería ser capaz de moverme.
Me siento.
Creo que si realmente pensara lo que hago, habría estado preparada para los gritos.
Entre los cuales estaba mi madre. Sus músculos se endurecieron de puro terror, sus ojos increíblemente abiertos.
—Está bien—, dije. —Está bien—. Mis palabras suenan roncas, pero estoy agradecida de que no sueno como un zombi.
Sería divertido excepto por la idea que aparece en mi cabeza: ahora vivimos en un mundo donde alguien como yo podía ser asesinado por ser un bicho raro.
Levanto mis manos en un gesto tranquilizador. Decir algo para tratar de tranquilizarlos, pero se pierde en los gritos. El pánico en una pequeña área como una camioneta aparentemente es contagioso.
Los otros refugiados se aplastan unos contra otros mientras se empujaban hacia la parte trasera del vehículo. Algunos de ellos parecen dispuestos a salir del vehículo en movimiento.
Un soldado con grasosos granos apunta su rifle a mí, aferrándose a el como si estuviera punto de hacer su primera y horrible matanza.
Había subestimado totalmente el nivel de primitivo temor arremolinándose alrededor de nosotros. Han perdido todo: su familia, su seguridad, su Dios.
Y ahora, un cadáver reanimado viene a ellos.
—Estoy bien—, dije lentamente con tanta claridad como pueda. Tengo intención de convencerlo de no hay nada sobrenatural en mi. —Estoy vivo.
Hay un momento cuando no estoy segura si se relajaran o me lanzaran de la camioneta con una disparo. Todavía tengo la espada de Raffe atada a la espalda, sobre todo escondida debajo de mi chaqueta. Eso me da algo de consuelo, aunque obviamente no puede parar balas.
—Vamos—. Mantengo mi voz suave y mis movimientos muy lentos. —Sólo estaba noqueada. Eso es todo.
—Estabas muerta—, dice el soldado pálido, que no se ve ni un día mayor que yo.
Alguien golpea el techo del camión.
Todos saltamos, y tengo suerte que el soldado no apretara accidentalmente el gatillo.
Las ventanas traseras se abren y la cabeza de Dee entra. Luce severo excepto que es difícil tomarlo muy en serio con su pelo rojo y pequeñas pecas. —¡Hola! Aléjense de la niña muerta. Es propiedad de la resistencia.
—Sí—, dice a su hermano gemelo Dum desde dentro de la cabina. —La necesitamos para autopsias y otras cosas. ¿Creen que princesas asesinadas por demonios son fáciles de encontrar?— Como de costumbre, no puedo distinguir a los gemelos, así que aleatoriamente asigno a Dee para uno y Dum para el otro.
—No maten a la chica muerta—, dice Dee. —Estoy hablando con usted, soldado—. Se señala al tipo con el rifle y mira. Uno pensaría que lucir como dobles de Ronald McDonalds con apodos como Tweedledee y Tweedledum podría despojarlos de toda autoridad. Pero de alguna manera, estos tipos parecen tener un talento para ir de una broma a mortal en un santiamén.
Al menos, espero que estén bromeando sobre la autopsia.
El camión se detiene en un estacionamiento. Eso aleja la atención de mí mientras todos miramos alrededor.
El edificio delante me es familiar. No es mi escuela, pero es una escuela que he visto muchas veces. Es escuela de Palo Alto, conocida cariñosamente como Paly High.
Media docena de camiones y SUVs paran en el estacionamiento. El soldado aún no me quita un solo ojo de encima, pero baja su rifle a un ángulo de 45 grados.
Mucha gente nos mira mientras el resto de la caravana pequeña se detiene en el estacionamiento. Todos me vieron en los brazos de la criatura alada demonio que en realidad era Raffe, y todos pensaron que estaba muerta. Me siento cohibida, me acomodo en el banco al lado de mi hermana.
Uno de los hombres llega a tocar mi brazo. Tal vez quiere ver si estoy caliente como los vivos o fría como un muerto.
Cara de mi hermana cambia instantáneamente de una hoja en blanco a un animal gruñendo mientras ella se aleja el brazo del hombre. Mostrando sus dientes de maquinilla de afeitar mientras se mueve, haciendo hincapié en la amenaza.
Tan pronto como el hombre retrocede, ella vuelve a su expresión en blanco y postura de muñeca.
El hombre mira fijamente, pasando la vista de una a la otra en busca de pistas a las preguntas que no puedo responder. Todos en el estacionamiento vieron lo que pasó, y todos también nos miran.
Bienvenidos al circo.


Tambien podria volverte adicta:

0 comentarios

Comenta, tus comentarios son muy importantes para nosotras !!

Suscribete a nuestra pagina de youtube